Volver a Blog

Ana Ballabriga: 'La novela romántica puede ser un elemento de empoderamiento femenino'.

20 Marzo 2019 | Eva Olaya

Ana Ballabriga, coautora de Soy Rose Black, estará en Ibiza este viernes 22 de marzo, en la Librería Sa Cultural (Carrer del Bisbe Abad y Lasierra, 11) en el marco de las Jornades de Dones Escriptores, que forma parte de la campaña que bajo el lema “El feminismo te hace libre” promueve el Ajuntament d’Eivissa.

Soy Rose Black es una novela romántica de suspense con misterio y humor que aborda la realidad de las mujeres de 40. Es la primera novela de una saga que nos cuenta la historia de Rose, una mujer que, aparentemente, tiene todo lo que podría desear: un trabajo estable y bien remunerado como abogada en un bufete de Ibiza, un novio italiano estupendo que la adora, y tres amigas incondicionales y divertidas. Sin embargo, en la fiesta de su 40 cumpleaños, se da cuenta de que le falta algo, quiere más pasión, más motivación, más incertidumbre, una vida más plena. Y, sin ser muy consciente de ello, se está a punto de convertir en investigadora privada. Una novela fresca y divertida que aborda los grandes temas que afectan a las mujeres de cuarenta.

Ana Ballabriga forma tándem literario con su pareja, David Zaplana, con quien ha coescrito seis novelas. Según Ana, la perspectiva de género está muy presente en su día a día, “desde cómo educar a nuestros hijos hasta cómo interpretar el momento histórico que vivimos”. En su opinión, “hay muchas formas de ser hombre y de ser mujer y nosotros tratamos de reflejarlas en nuestras novelas”. La autora considera que la novela romántica de suspense puede escribirse desde una perspectiva de género, “hay autores y autoras que reproducen los estereotipos tradicionales, hay quien trata de romperlos y también hay quien focaliza su atención en modelos diferentes”. Aunque la literatura romántica se ha venido utilizando históricamente para inculcar valores tradicionales, Ana Ballabriga considera que en la actualidad “supone una vía de empoderamiento de la mujer, porque expone las preocupaciones y la realidad de las mujeres actuales, y es un lugar en el que una lectora puede reconocerse y sentirse identificada”. Aunque hay muchos ejemplos de superventas de los últimos años —Cincuenta sombras de Grey, After, etc.— que contradicen esta visión, la autora de Soy Rose Black está convencida de que este tipo de novelas, “cumplen la función de plasmar las fantasías erótico sentimentales de quien las lee, y son estos esquemas más profundos los más difíciles de modificar”.

Escribir novela romántica desde el feminismo

Después de una exitosa trayectoria en la autopublicación, que les ha llevado a conseguir, entre otros, el Premio Indie de Amazon 2016, uno de los motivos por los que eligieron Ediciones Versátil, una editorial de mujeres, para su primera incursión en el mundo editorial, es porque sabían que iban a trabajar muy bien juntas. Ana está convencida de que “hace unos años una editorial gestionada solo por mujeres era algo absolutamente impensable. El mercado estaba en manos de hombres. Hoy en día, el número de mujeres en el mundo editorial ha aumentado muchísimo, y esto supone todo un triunfo que favorece al sector”.


Cubierta de la novela Soy Rose Black

La isla de Ibiza como escenario literario

La historia que narra Soy Rose Black sucede en diversas localizaciones de Ibiza, y, a través de sus páginas, se conoce la diversidad de la isla más allá de las macrofiestas y el turismo de borrachera. Los autores la visitan con asiduidad y se han dejado asesorar también por personas que viven o han vivido en la isla. En la novela se recorren barrios y edificios emblemáticos, calas y lugares considerados mágicos, como la isla de Es Vedrà. También se abordan pasajes de su historia, así se hace alusión a la época de los corsarios y de los ataques piratas, a la época en la que los cartagineses hicieron de Ibiza uno de sus lugares estratégicos en su expansión por el Mediterráneo. Este fue uno de los motivos por los que pensaron ambientarla en la isla, “porque es un lugar que tiene mucho que ver con Cartagena, la ciudad en la que vivimos ahora y de donde es David; ambas comparten un pasado cartaginés” . Además Ibiza les permitía integrar en la historia muchas nacionalidades y culturas distintas, que conviven en esta isla; algo que contribuía a enriquecer la historia. Sin olvidar que Ibiza es un lugar “precioso con rincones maravillosos y así teníamos la excusa perfecta para viajar a la isla”, asegura la autora.


Compartir este artículo

Últimas entradas

Leer También...

Suscríbete a nuestra Newsletter

¡No te pierdas nuestras noticias, presentaciones, eventos, novedades y preventas!

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para permitir el acceso, mejorar nuestros servicios y realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración para la aceptación de cookies u obtener más información accediendo a nuestra política de cookies